• Caro

¿Cómo crear un ambiente preparado según la filosofía Montessori?

Actualizado: 28 feb 2020

Estaba escribiendo un post sobre “pequeñas responsabilidades” con actividades de la vida práctica pero me di cuenta que no podía enseñarlas si antes haber hablado sobre el ambiente preparado y cómo presentar las actividades. En este post hablare sobre el ambiente preparado.



¿Cómo crear un ambiente preparado según la filosofía Montessori?


Cuando recién nos mudamos a Chicago, vivíamos en un departamento chico pero ideal para dos personas. Mantenerlo ordenado y limpio era súper fácil pues solo éramos dos y cada uno se hacía responsable de sus cosas. Cuando nació Cami, nos mudamos a un departamento más grande y con ella también llegaron los juguetes, la silla de comer, la cuna y demás. Mantener la casa ordenada se volvió mucho más complicado, fue como si las actividades domésticas se hubieran multiplicado por mil. Ok, nunca tanto solo se multiplicaron por cien.


Por suerte empezamos a seguir la filosofía Montessori hace 2 años y sus lineamientos nos han ayudado a mantener cierta estructura en la casa. No puedo decir que mi casa es un ejemplo de orden pues está muy lejos de serlo pero por lo menos está preparada para que Cami se desarrolle de manera autónoma.


Una de las primeras cosas que me llamó la atención de la filosofía Montessori fue la importancia que le daban al ambiente, sobretodo porque yo había estructurado mi casa de la manera opuesta, alejando casi todos los objetos del alcance de Cami. Así que para poder empezar tenía que hacer pequeños pero importantes cambios.


Componentes básicos del ambiente preparado:


  • Promover la libertad: para ser libres, tenemos que ser independientes. El ambiente debe estar diseñado para que tu peque pueda moverse libremente por la casa y pueda realizar sus actividades de manera independiente sin ayuda innecesaria. Pequeñas cosas como poner su ropa en el último cajón para que pueda cambiarse solo, usar un taburete en el baño, o poner un colgador de casacas a su alcance pueden marcar la diferencia.

  • Estructura y orden: los materiales deben estar ordenados en secuencia según su dificultad. Orden significa que el niño tiene asegurada la posibilidad de completar la actividad pues tiene todas la piezas necesarias (no hay piezas rotas o faltantes). Pon en bandejas o contenedores todo lo que se necesiten para las actividades; por ejemplo, en el baño puede tener una bandeja con el cepillo de dientes, la pasta dental y el vaso. Es necesario reorganizar el ambiente constantemente para que se adecue a las necesidades niño, esto en la práctica significa que si tu peque ya no está usando ciertos materiales o juguetes, pues es momento de sacarlos del cuarto y guárdalos, menos es más. Evita los baúles grandes dado que solemos mezclar y amontonar varios juguetes en ellos, las piezas se pierden, y crea confusión.

  • Realidad y Naturaleza; Los niños deben explorar los límites de la realidad y naturaleza para poder convertirse en observadores y tener más seguridad en ellos mismos. La filosofía Montessori promueve artículos simples, como vasos de vidrio pequeños o cubiertos de acero inoxidable, y se debe tener el cuidado necesario para evitar tirarlos o malograrlos. Montessori también recomienda el contacto con la naturaleza y lo hace por intermedio del cuidado de las plantas y animales. Si no tienes una mascota en casa pueden empezar cuidando de una plantita. Aunque lo más importante de este principio es pasar horas, sin prisa, de excursión en zonas ecológicas.

  • Belleza: Debido a que la verdadera belleza se basa en la simplicidad, no necesitas contar con un lugar muy elaborado. Elige cosas que sean atractivas y que tengan un buen diseño para poder exhibirlas con cuidado y planificación, creando una atmósfera que fomente una respuesta positiva y espontánea a la vida.

  • Los materiales: una de las cosas que más atrae cuando se empieza la filosofía Montessori son sus materiales. Estos están diseñados para proporcionar estímulos que captan la atención del niño e iniciar un proceso de concentración necesario para su desarrollo. Una cantidad excesiva de material educativo puede disipar su atención, debilitando y retardando el progreso. Por eso recuerda que los materiales deben rotar con frecuencia para mantener el ambiente vivo.

  • Comunidad: los niños, al igual que los adultos, son la fuente clave para mantener el orden diario y cuidado de la casa. Tu peque puede devolver los materiales o juguetes a su lugar, también puede alimentar a la mascota, poner la ropa sucia en su canasta, recoger los platos de la mesa, y muchas otras actividades dependiendo de su edad. De esta manera se sentirá que contribuye con su comunidad (su familia).


Como puedes darte cuenta el ambiente Montessori, no se rige solo por los materiales sino por una serie de lineamientos que son fácil de implementar y que promueven que todos los espacios de la casa sean accesibles para tu peque. Al momento de implementar estos lineamientos no debemos olvidar las normas básicas de seguridad que toda casa con niños debe tener. Finalmente, ustedes son los responsables de la seguridad de sus hijos por lo que al margen de los lineamientos descritos en este o cualquier post, implementen cosas con las que se sientan cómodos. Nuestra cocina es abierta (no tiene puertas) y está conectada con la sala/comedor, nosotros no nos sentíamos tranquilos dándole a Cami libre acceso a la cocina por lo que le pusimos rejas pequeñas en las entradas, las tuvimos ahí hasta que cumplió tres años y aprendió a abrirlas sola.


Nota sobre los materiales:

Dado que Montessori no es una marca registrada, cualquier persona/empresa puede vender algo y decir qué es Montessori por lo que presten mucha atención al momento que van a comprar un material. Aún recuerdo que el primer material que compre fue la torre rosada, estaba a “buen precio”, cuando llegó los cubos iban de 7 cm a 0.7cm, las dimensiones de los cubos de la torre rosa van de 10 cm a 1 cm y la razón por la que fue diseñada de esa manera es porque el sistema decimal va del 1 al 10.

179 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo